Arco Iris lanzó una campaña de socios protectores para combatir la crisis económica

El presidente del Centro de Día, Gerardo Fernández, dio detalles de la deuda que IOMA mantiene con la institución y aseguró: «Pagan cuando quieren y como quieren».


Desde que fue decretado el aislamiento social, preventivo y obligatorio el pasado 19 de marzo, las instituciones intermedias de la ciudad se ven imposibilitadas de recibir a los concurrentes.

El Centro de Día Arco Iris es una de estas entidades. Al respecto, su presidente, Gerardo Fernández, expresó: «Todas las instituciones estamos pasando por una situación económica realmente muy compleja. A pesar de que el año pasado no nos fue bien, la rifa era nuestro principal sustento económico y hoy no tenemos la chance de poder lanzarla».

Sin embargo, en este contexto inédito que se vive por la pandemia surgen otras alternativas. «Decidimos lanzar una campaña de socios protectores con el objetivo de recaudar fondos para afrontar los gastos fijos que tiene el Centro. Las cuotas no tienen un valor y cada vecinos colabora con lo que pueda», añadió.

Aquellos que deseen sumarse a la iniciativa pueden contactar a cualquiera de los vendedores o a algún integrante de la comisión directiva, o bien comunicarse directamente con Arco Iris al 430219.

Por último, Fernández se refirió a la deuda que IOMA mantiene con la institución: «Nos pagaron dos meses adeudados, pero nos sigue debiendo plata. IOMA paga cuando quiere y como quiere».