Arco Iris atraviesa un duro presente económico y toma fuerza la posibilidad de que cierre sus puertas

El presidente del Centro de Día, Gerardo Fernández, habló en la mañana de Sube. «La situación es insostenible. No llegamos a fin de año», sostuvo.

Al igual que el Hogar de Ancianos «La Merced», el Centro de Día Arco Iris también se encuentra atravesando serias dificultades económicas que hacen peligrar su funcionamiento.

El presidente del Centro, Gerardo Fernández, habló en la mañana de Sube y contó detalles del presente de la institución.

«La situación es insostenible. No podemos darnos el lujo de pensar en llegar a fin de año cuando no sabemos si la semana que viene vamos a poder abrir. Pero está claro que ante este panorama en 2020 Arco Iris no puede trabajar», explicó.

Y agregó: «La demora en los pagos de IOMA ha hecho que la deuda vaya creciendo. Eso, sumado a los gastos diarios que tenemos todas las instituciones de este tipo, hacen que los números estén siempre en rojo».

Mensualmente, el Centro recibe un aporte que surge del Fondo de Fortalecimiento Institucional. «Son entre 60 y 70 mil pesos que ingresan por mes. Sirve como aliciente, pero no es un monto suficiente para ponerle fin a la crisis que atraviesa la institución«, añadió Fernández.

La rifa anual

Para hacerle frente a la crisis, muchas instituciones lanzaron sus rifas. El Centro de Día Arco Iris tiene en circulación una rifa propia.

Sin embargo, hasta el momento los resultados no son los esperados. «De un total de 10.000 números sólo hemos vendido 1500, que ni siquiera cubre el valor del auto que se sorteará el septiembre», concluyó Fernández.