Alertan por la existencia de un “sarcófago nuclear” en Oceanía que podría volver radioactivo el Océano Pacífico

Se trata de un cráter producido por la explosión de una bomba atómica en 1958.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió sobre la existencia de un cráter repleto de desechos nucleares que podrían filtrarse en el Océano Pacífico en cualquier momento. Ubicada en las islas Marshall, en Oceanía, la cámara alberga material radioactivo perteneciente a decenas de bombas atómicas lanzadas por Estados Unidos durante cincuenta años.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, compartió recientemente sus preocupaciones en cuanto a posibles fugas de materias radioactivas en el atolón de Enewetak, y presentó a este cráter como “una especie de sarcófago”. El inmenso agujero no es otra cosa que el resultado de la explosión de la bomba atómica “Cactus”, lanzada en 1958. La misma fue sólo una de más de 100 ensayos que Estados Unidos -al igual que Francia y Gran Bretaña- realizó entre 1946 y 1996 en las islas del Pacífico.

El problema comenzó dos décadas, después de la detonación de “Cactus” en la isla Runit. Fue entonces cuando el ejército norteamericano derramó en su cráter los desechos contaminados de decenas de otros ensayos realizados en la región. Para poder contener los materiales, que tienen altísimos niveles de toxicidad, lo sellaron en 1979 con un gran domo circular de cemento de 115 metros de diámetro y 45 de espesor.

Según informó Guterres, se suponía que la solución de almacenamiento debía ser temporal. Además, por razones de costos, el fondo del agujero no fue aislado debidamente con una capa de cemento. De ahí el temor de que se produzcan fugas radioactivas hacia las napas.

Como si el escenario no fuese lo suficientemente catastrófico, tras cuatro décadas de exposición a las fuerzas de la naturaleza, el domo que recubre el cráter comenzó a agrietarse, al mismo tiempo que la estructura es amenazada por la subida del nivel del mar causada por el cambio climático. Como consecuencia de este último factor, los expertos temen que fuerte tifón podría ser capaz de hacer ceder la estructura y liberar todos los materiales en su interior.

Arrestaron al último policía prófugo y ya son 13 los detenidos por la persecución fatal en San Miguel del Monte

Fuerte sismo de 7,5 en Perú provocó temblores en Ecuador, Brasil y Colombia