A los 83 años y en Tandil murió el Monseñor Julio Melucci

Falleció en un centro asistencial donde se encontraba internado. Se desempeñaba como cura párroco en la localidad de San Manuel.

melucci

A los 83 años falleció en un sanatorio de Tandil Monseñor Julio Melucci. Reconocido en el partido por su enorme trabajo social, se desempeñaba como cura párroco en la localidad de San Manuel, donde actualmente residía. En mayo de este año había sido recibido por el Sumo Pontífice en Italia.

Su historia

La historia de San Manuel y Monseñor Melucci van de la mano. Melucci nació en Balcarce el 12 de julio de 1931. El 29 de febrero de 1960 (hace 54 años) llegó a la localidad y como primer desafío, a pedido de la gente del pueblo, por iniciativa suya se creó en el año 1961 el Instituto Secundario Nuestra Señora de Fátima.

“Yo nací en el campo y me crié en el campo, hasta los 15 años cuando fui a estudiar al Seminario de La Plata. Luego vine a San Manuel con suma alegría a poder sembrar la palabra de Dios. He procurado sembrar de la mejor forma, con el Colegio que se formó, con quienes me ayudaron a hacer crecer este pueblo que todavía no tenía luz eléctrica cuando yo vine, hacíamos los acontecimientos con velas”, recordó Monseñor Melucci en la entrevista.

Ha sido el primer y único párroco de San Manuel desde su llegada al pueblo. Posee el título de Divino Maestro que otorgó Consudec (Consejo de Educación Católica) por su desempeño como educador durante 30 años en el Instituto Secundario de San Manuel, y fue el Papa Juan Pablo II quien lo nombró Monseñor.

Consiguió para la localidad la instalación de servicios luz, agua y teléfono. Se propuso la construcción de un calvario en el cerro El Toro, convirtiéndolo en un gran atractivo turístico.

“Cuando fui a Vialidad Nacional a Buenos Aires, porque no teníamos asfalto para poder entrar a San Manuel, me aconsejaron pasarla a la provincia para que la hicieran, en ese momento el Gobernador Aguado fue el que aceptó que la ruta 227 pasara a la provincia. Entonces consiguieron el dinero para poder hacer la ruta 227, después faltaba el acceso nuestro, eran 13 kilómetros y decían no poder hacerlo porque excedía los kilómetros correspondientes, que son 5, por eso hubo que esperar”, rememoró Melucci en cuanto a la concreción del acceso asfaltado a la localidad, otro de sus grandes logros para la comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.