El paso a paso de la estafa al jubilado

Fuentes policiales detrás de la investigación brindaron a MinutoBalcarce.com.ar detalles del engaño telefónico que sufrió un jubilado el último lunes por la mañana.

Los estafadores mantuvieron en línea a la víctima durante dos horas.

Este miércoles por la mañana, MinutoBalcarce.com.ar accedió a información exclusiva de la causa que investiga la estafa telefónica que sufriera un jubilado durante la jornada del último lunes.

Según confirmaron a este medio, un vecino que reside en el sector de calle 26 entre 23 y 25 recibió un llamado a su teléfono fijo el lunes a las 6:30. En su denuncia, la víctima declaró que los estafadores lo tuvieron en línea durante más de dos horas y que le prohibieron finalizar la llamada.

Mediante la modalidad de “secuestro virtual”, los estafadores engañaron a este hombre sin siquiera mencionar el nombre de su hijo, quien supuestamente se hallaba privado de su libertad. En su testimonio, el jubilado contó que “la comunicación fue siempre con un hombre y de fondo se oía la voz de una persona llorando y pidiendo que hiciera caso a los pedidos de los estafadores”.

Finalemente, le pidieron que colocara en una bolsa de residuos todo el dinero en efectivo que tuviera (13.000 pesos y 8.000 dólares) y que la arrojara a la calle, ya que un auto iba a pasar a recogerla.

Tras poner fin a la comunicación y hacer caso a la petición de los estafadores, el hombre se percató del engaño y dio aviso a la Estación de Policía Comunal.

La investigación

En estos momentos la Sub DDI se encuentra detrás de la investigación y a la espera de los datos solicitados a la compañía de telefonía.

El hecho de que la comunicación se haya extendido por más de dos horas, hace sospechar a los investigadores que los estafadores podrían ser de Mar del Plata y que ese tiempo que mantuvieron en línea a la víctima fue utilizado para viajar a Balcarce.

No obstante, esta es sólo una de las hipótesis que se confirmará o se descartará con el correr de los días.

Por otro lado, las cámaras de vigilancia ubicadas en la Plaza de la Cruz podrían haber captado parte de la secuencia en la que los estafadores pasaron por el domicilio de la víctima.