Otra familia víctima de la inseguridad

Delincuentes violentaron uno de los ingresos a una vivienda ubicada en la zona de calle 24 entre 35 y 37, propiedad de la familia Colella. Revolvieron las dependencias y escaparon con objetos de valor.

Los delincuentes provocaron un gran desorden en toda la casa. La familia radicó la denuncia en la sede policial.

Mario y Gladys Colella nunca imaginaron que, al llegar de sus vacaciones se encontrarían con todas las dependencias de su hogar revueltas y desordenadas.

La escena era clara; delincuentes habían aprovechado su ausencia y, violentado uno de los ingresos a la vivienda  ubicada en la zona de calle 24 entre 35 y 37, se hicieron con todos los elementos de valor que encontraron en su camino.

Según relataron las víctimas, los ladrones entraron al domicilio por la puerta del lavadero, luego de romper un vidrio y levantar una persiana: “Nos revolvieron toda la casa, inclusive nos sacaron hasta los cuchillos para descolgar los televisores”, contó Gladys ante la consulta de este medio.

“Llegamos de vacaciones y nos encontramos con un panorama terrible. Estamos con mucha bronca porque es una sensación horrible. Esperábamos que todo esto cambiara y que pudiéramos tener algo más de seguridad. Ya perdimos la tolerancia“, indicó Gladys. Y agregó: “Más allá de todo lo material, nos sentimos invadidos. Eso es lo peor”.