El relato de la menor que denunció a su profesor por acoso

La joven hizo un crudo descargo en sus redes sociales. El profesor ya fue apartado de su cargo.

El docente denunciado será desafectado en las próximas horas.

La menor que denunció por acoso sexual a un profesor de la Escuela Secundaria N° 1 realizó un duro descargo en sus redes sociales.

Luego de presentarse junto a su familia y un grupo de directivos del establecimiento en la Comisaría de la Mujer relató: “Hoy vengo a contarles algo. Algo que me pasó a mí, a mi curso. Tuvimos un profesor con actitudes muy cuestionables hacia nosotras, actitudes que venimos aguantando desde principio de año, actitudes de las que hemos hablado con una profesora y preceptora que han normalizado la situación.

Y no, no es normal; el trato profesor alumna había quedado atrás hace tiempo. Hablar de cosas innecesarias de su vida privada, explicar acercándose demasiado a nosotras, hacer comentarios totalmente fuera de lugar como “qué linda altura tenés” o “haríamos linda pareja en algunos años”.

Hasta acciones inapropiadas como sentarse sobre una compañera. Él creía que nosotras nos íbamos a quedar calladas, que porque él tenía un puesto más alto que nosotras en la escuela, íbamos a dejarlo pasar. Total lo teníamos sólo un año.

Pero ahí no está la cuestión, está en que esto ya venía sucediendo hace muchos años e iba a seguir quién sabe cuántos años más, y eso no lo íbamos a permitir.

Él no nos violó, pero nos hizo sentir inseguras y con ganas de faltar a su hora, nos hizo pensar que teníamos que vestir diferente para no llamar su atención, que si bajábamos la cabeza y lo ignorábamos nos iba a dejar en paz y eso, eso es un tipo de abuso.

Y hoy se los cuento no porque trate de victimizarnos, nosotros como curso (algunas compañeras en especial) ya dimos la cara y dijimos basta y tuvimos la suerte de ser escuchados, de que nos apoyamos mutuamente y algunas valientes lograron esto que tanto nos tranquiliza en este momento, sino porque puede seguir haciéndoselo a muchas chicas más.

No trato de arruinarte la vida. Sólo trato de que no se las arruines a más chicas como yo, como mis compañeras.