El Autódromo y la Terminal de Ómnibus, las obras postergadas

Pese a que existieron guiños de importantes funcionarios, desde el Municipio creen que son dos de las obras que no serán prioridad.

La construcción de una nueva terminal era una de las prioridades para la gestión Reino.

Jefes Comunales y concejales de distintos distritos manifestaron en las últimas horas su preocupación por la eliminación del Fondo Federal Solidario, quita que consideran puede generar serias dificultades para garantizar la culminación de las obras proyectadas en los municipios de la Provincia de Buenos Aires.

Ante esta situación, funcionarios locales consultados por este medio anticiparon que obras como la del Autódromo “Juan Manuel Fangio”, la creación de la nueva Terminal de Ómnibus o la ampliación del Teatro Municipal quedarán postergadas, al menos, hasta el próximo año.

“Son tres proyectos que estaban iniciados, con carpetas presentadas y avances en Nación. Pero teniendo en cuenta el contexto en el que se encuentra la economía nacional, son proyectos que seguramente quedarán postergados“, explicó el Secretario de Planeamiento Obras y Servicios Públicos, Carlos Katz.

En este marco, el funcionario llevó tranquilidad y confirmó que todas aquellas obras que ya están en marcha “no se van a paralizar”. Aunque aclaró que “puede haber baches en cuanto al tiempo de ejecución”.

“Las obras iniciadas marchan con normalidad. Sumado a eso hay otras que ya se habían iniciado las gestiones en Provincia como las que tiene que ver con pavimento o cordón cuneta que también van a seguir con su curso normal. Lo que es cierto es que algunas obras sobre las que teníamos expectativas a futuro creemos que no es el momento para seguir adelante por las situación que se vive a nivel nacional”, agregó Katz.

Desde el Gobierno saben que lo más complejo es la proyección de obras que son financiadas por el Estado Nacional. Para eso, creen, habrá que aguardar y ver como avanza la situación económica en el país para saber si es oportuno o no elevar propuestas y presentar carpetas.

“Para la etapa final de 2018 apuntamos al desafío de completar la totalidad de las obras con los fondos que nos giraron. A partir de ahí podemos trabajar bajo administración municipal o subsanar las diferencias con recursos propios, algo que no corre para lo que queda del año”, cerró Katz.