En dos años, Mar del Plata habría sumado 15 mil nuevos desocupados

El estudio, realizado por un equipo de investigación de la Facultad de Humanidades, advierte que “se estaría acentuando” la pérdida de puestos de trabajo. Y marca que afecta más a las mujeres.

(LA CAPITAL) La curva de crecimiento del desempleo en el conglomerado que integran Mar del Plata y Batán implicaría “un crecimiento real del 46,9%” entre 2015 y 2017, lo que representaría “15.111 nuevos desocupados“, sostiene un informe de un equipo de investigación de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

El punto de partida de esa comparación es el 8,1% de la tasa oficial de desempleo que se registraba en el segundo trimestre de 2015, y el de llegada, el 11,9% del segundo trimestre de este año.

Al ser el distrito con mayor desocupación, el índice se ubica por encima del promedio nacional. Pero el informe, llevado a cabo por el Equipo de Investigación sobre Trabajo, Estratificación y Movilidad Social (Teyms) del Departamento de Sociología, detalla que la distancia entre el índice del distrito y el promedio nacional creció de 1,5% en 2015 a 2,3% en 2016, para llegar a 3,2% este año.

Sigue creciendo

Estos datos “demuestran que la desocupación sigue creciendo en el conglomerado Mar del Plata-Batán y que, más allá de la ralentización en el incremento del último año, lo posiciona en el tope superior del ranking nacional de desocupación”, sostiene.

Además, “si bien es cierto que la magnitud de la desocupación en Mar del Plata y Batán ha sido elevada históricamente, la distancia en los últimos años con respecto a la media nacional y de otras jurisdicciones como el conurbano o la ciudad de Buenos Aires ha aumentado”, apunta.

En cuanto al empleo, subraya que “la participación de Mar del Plata y Batán es menor al porcentaje nacional”, y que “se sostiene similar tasa de empleo a la del conurbano bonaerense” (40%) y “muy por debajo de los 51,3% alcanzados por CABA (la ciudad de Buenos Aires).

En 2017 “dicha tasa ha tenido un leve decrecimiento (0,1% en relación al 2015 y 0,3% en relación al 2016), lo que estaría acentuando la pérdida de puestos de trabajo en ámbito de Mar del Plata-Batán, si bien es cierto que el conglomerado se halla atravesado por la estacionalidad en algunos rubros”, en especial por el turismo, puntualiza el informe.

Si se computa por nivel educativo, Mar del Plata y Batán “han tenido comportamientos distintos al resto del país”, pues “mientras ha aumentado para los niveles intermedios, ha sido oscilante para los niveles básicos y ha tendido a disminuir para nivel educativo elevado”, señala el trabajo.

Al tiempo que a nivel nacional la desocupación “afecta en mayor medida a la población que tiene niveles educativos básicos (primaria completa), que triplica en porcentaje a la población de niveles educativos elevados”, en el distrito “se concentra en el nivel educativo intermedio, con 16,6% para ese segmento.

Las mujeres, más afectadas

El trabajo afirma que “definitivamente la desocupación afecta en mayor medida a las mujeres en edad activa que a los varones”. “La dinámica implica que la desocupación para el caso de las mujeres aumenta con intensidad (casi se duplica) entre 2015 y 2016, y retrocede brevemente entre 2016 y 2017”, especifica.

A nivel nacional los jóvenes concentran las más altas tasas de desocupación: los desempleados de 15 a 25 años representan el 22%, seguido de lejos por los de 26 a 45, con el 7,3%, los de 45 a 65, con 4,4%.

“La vulnerabilidad de los jóvenes como grupo etario frente al desempleo se muestra como un fenómeno generalizado, pero en la ciudad de Mar del Plata asume dimensiones cuantitativas aún más destacadas”, advierte el informe. Y agrega que el partido “muestra los valores más altos de desocupación juvenil, con un 31,2% en 2017, muy destacado sobre los porcentajes del resto de la provincia de Buenos Aires o de partidos del conurbano (25,2% para ambos) y aún más lejos del resto nacional (17,7%)”.

Los datos son el resultado de una serie de procesamientos estadísticos desarrollados por los autores del informe -investigadores, egresados y estudiantes de la carrera de Sociología de la Universidad Nacional de Mar del Plata, con el apoyo metodológico del Instituto de Investigaciones Gino Germani de la Universidad de Buenos Aires- sobre la base de la Encuesta Permanente de Hogares que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Como analiza el período 2015-2017, vale una aclaración: el Indec dispuso que las series publicadas con posterioridad al primer trimestre de 2007 y hasta el cuarto trimestre de 2015 “deben ser consideradas con reservas” a raíz de la “emergencia estadística” que le atribuye al organismo durante el gobierno de Cristina Fernández (2007-2015).

“Complejo panorama”

Según los autores del informe, Mar del Plata “ofrece un complejo panorama económico y laboral” que, a primera vista, “podría resultar contradictorio” si se considera “el imaginario marplatense sobre sus fortalezas y potencialidades en cuanto a su matriz productiva”.

En ese sentido, apunta que “hablar de Mar del Plata es referirse al principal centro turístico y balneario de la Argentina a orillas del océano Atlántico, a sólo 404 km. de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”; de “un puerto pesquero históricamente relevante a la vida productiva de los marplatenses, hoy desplazada hacia los puertos del sur”, y de “un polo textil hoy funcionando en un parque industrial que llegó a reclamar su lugar como ‘Capital Nacional del Pulóver’”, entre otros.

Puntualizan que el sector económico que lidera la producción del Partido de General Pueyrredon “es el sector de servicios, en el que se destaca la actividad turística”, que convierte a Mar del Plata “en la primera ciudad turística del país”. “También destaca el cordón frutihortícola, que autoabastece a la ciudad y provee de sus productos a la ciudad de Buenos Aires y a otras áreas urbanas importantes de la región”, añaden.